Ganar es ganar, y ayer la Academia se impuso por la mínima en el primer chico ante el Xeneize en búsqueda de un lugar en las semifinales de máximo certamen continental.

La figura de Lorenzo Melgarejo fue clave en el trámite, anotando el desequilibrio de cabeza pero también siendo protagonista de una jugada tempranera donde Boca reclamó por su expulsión.

“En lo personal estoy muy contento. Muy contento por el primer paso. Un primer paso enorme en un partido complicado contra un rival muy difícil. Dominamos casi todo el primer tiempo, nos metimos luego un poco atrás y perdimos la pelota. Lo importante es que ganamos. Dimos un primer paso y vamos a ir con todo”, expresó Melgarejo post partido a ESPN.

A los 30 años le llegó la oportunidad en el fútbol argentino, y Melgarejo no la está desaprovechando. Evitó lo que podría ser una expulsión a los 13 minutos por un planchazo contra Capaldo, y luego dejó su rúbrica con un gol que puede ser vital para meter a Racing en semifinales.