Siete eliminaciones consecutivas en fase de grupos de Copa Libertadores. A eso ha tenido que hacerle frente Peñarol desde 2012 hasta la fecha. El empate sin goles ante Flamengo dejó sin chances al Carbonero, que sumó tres victorias, una igualdad y dos derrotas en el Grupo D.

Si bien el equipo de Montevideo cosechó 10 unidades, al igual que el conjunto brasileño y Liga de Quito, quedó relegado al tercer puesto por diferencia de gol y ahora deberá disputar la Copa Sudamericana.

Una racha negativa muy extensa para un equipo como Peñarol, uno de los más ganadores de América. Para colmo, este fin de semana deberá jugar el clásico contra Nacional por el torneo uruguayo. ¿Logrará levantar cabeza?