En el Estadio Mineirão de Belo Horizonte, River se impuso por penales ante Cruzeiro en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores y se clasificó a la siguiente instancia. Armani atajó dos penales en la serie de cinco tiros.

Durante el primer tiempo River tuvo la posesión de la pelota y logró establecer su juego en la cancha pero no estuvo fino en los últimos metros y tampoco tuvo peso en área Rival. Mientras que en la única llegada de Cruzeiro en la primera parte, el arquero de River Franco Armani se lució con una gran atajada.

En el complemento, el equipo de Gallardo bajó la intensidad y perdió el nivel que había tenido en el primer tiempo. Por su parte, el conjunto local comenzó a dominar la pelota y amenazaba en las inmediaciones del área de River, pero le faltó profundidad para vencer a la firme defensa del Millonario.

De este modo, el partido terminó sin goles al igual que en el Monumental y la serie se definió en los penales. Armani atajó el primer tiro de Henrique fue al palo izquierdo del arquero y también evitó el tercer penal de los brasileros que fue ejecutado por David. Mientras que para River marcaron De La Cruz, Montiel, Martínez Quarta y Santos Borré.

Los penales: