Uno de los principales problemas que enfrentará River en la Fase de Grupos de la Copa Libertadores será la altura tanto en Perú como en Ecuador. Sin embargo podría evitar esta complicación cuando enfrente a Binacional ya que el estadio no cuenta con la reglamentación de iluminación de la Conmebol para las competiciones internacionales de 2020.

El reglamento dice que la iluminación debe ser de, por lo menos, 1.000 lux de potencia y el Estadio Guillermo Briceño Rosamedina de Juliacá, donde Binacional juega de local no los tiene y encima el partido esta programado para la noche. Si bien hay tiempo para cambiar las luces, la obra está tasada en aproximadamente 4 millones de dólares, cifra algo elevada para el presupuesto del club peruano.

De esta forma, River podría evitar el obstáculo de los 3.825 metros de altura, que fue una de las condiciones que ayudaron a Binacional a ser campeón local. Pero no podrían evitar los 2.850 metros que hay en Quito cuando visite a la Liga.