Ayer por la noche se inició el camino de Racing y Boca en los cuartos de final de esta Copa Libertadores: luego de un juego parejo, el local se impuso por la mínima.

Miguel Ángel Russo analizó la derrota de Boca y se mostró confiado de cara a la revancha del próximo miércoles: “Fue un partido trabado, parejo. Tuvimos situaciones, ellos lo buscaron de otra manera, se encontraron con un gol y defendieron bien”.

La noche del Cilindro entregó una versión punzante del Xeneize pero sin poder encontrar la diferencia necesaria: “Boca en el primer tiempo lo superó, pudo haber terminado con otro resultado”. No obstante, Russo cerró con confianza de revertir la situación ya que “son dos partidos de noventa minutos”.