Nacional de Uruguay fue multado por CONMEBOL a jugar tres partidos de la Copa Libertadores sin público visitante, además de tener que pagar 80 mil dólares, por la condenable acción de dos hinchas que se burlaron del accidente que sufrió Chapecoense en 2016.

Si bien las autoridades del club brasileño habían solicitado la exclusión del Bolso de la competencia por lo realizado en el juego de ida, disputado en Chapecó, finalmente se aplicó una sanción deportiva y económica.