Este martes será un día clave para saber si la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se jugará en Santiago de Chile. Habrá una reunión con representantes de los clubes, de CONMEBOL, de AFA y la ANFP para determinar los pasos a seguir. Quien se explayó con contundencia fue el intendente de la capital trasandina, Felipe Guevara.

“El deseo es que la final de la Copa Libertadores se juegue en Santiago, pero si no somos capaces de organizar y producir el fútbol nacional, sería muy imprudente pretender hacer la final de la Copa Libertadores en Chile”, dijo.

Y agregó. “Ya ofrecimos la voluntad del Gobierno de dar garantías de que se puede jugar en paz y el presidente pidió devolverles la ciudad a los ciudadanos”.