No está muerto quien pelea y San Lorenzo, en una enorme presentación, goleó 3-0 al Paranaense en el Arena da Baixada para seguir con vida en la Copa Libertadores y demostrar que el ciclo de Aguirre tiene continuidad a pesar de las dudas planteadas al DT.

El equipo argentino debía ganar para seguir con chances de clasificarse a la siguiente ronda de la Copa Libertadores. Enfrente estaba el Atlético Paranaense de Lucho González y los torcedores del Furacão.

El Ciclón comenzó replegado en sus filas, mientras los locales manejaban los circuitos del juego. La apuesta azulgrana era la velocidad de sus mediocampistas y a partir de los 10′ con intentos de Cerutti y Merlini se empezó a aproximar al área brasileña.

La recompensa llegó en 13 minutos de iniciado el juego, a través de una jugada de pizarrón para que Rojas aparezca por sorpresa por la derecha y mande el centro a la cabeza del chileno Paulo Díaz. El trasandino desató el festejo en el banco de San Lorenzo.

Después del gol, el Paranaense se internó en campo cuervo intentando retornar a la paridad. Pero los de Aguirre utilizaban con más criterio la pelota y podían aprovechar mejor sus oportunidades.

Para el segundo tiempo, el entrenador local Paulo Autuori decidió que Pablo reemplace a Matheus Rosseto y a Felipe Gedoz por Douglas Coutinho, retrasando de esta manera a Lucho González en el verde césped artificial.

En los primeros instantes fue más incisivo que en la parte inicial y un tiro al lateral de la red del arco de Navarro demostró las intenciones del conjunto brasileño.

San Lorenzo no se animó tanto en el complemento, pero en la que se decidió atacar convirtió. Belluschi comandó un contraataque y puso un centro magnífico para el impecable cabezazo de Nicolás Blandi que impacto la pelota con el parietal izquierdo para que la alegría viaje de Brasil hasta Boedo.

Paranaense nunca fue claro, se topó con un gran planteo táctico de San Lorenzo que se vio inferior, pero como un boxeador tuvo la inteligencia de golpear en los momentos indicados para llevarse tres puntos de oro.

En el final, Mussis lideró un ataque, abrió para el juvenil Rojas que tocó para Botta que casi convirtió el tercero, pero su remate cruzado pasó besando el palo.

Pero quedó tiempo para una más y ahora si el exTigre no falló y firmó la goleada con una gran definición en total libertad en el área grande.

Mirá los goles del triunfo azulgrana en Brasil:

De esta manera quedó el Grupo 4:

Flamengo 9 (venció 3-1 a la Católica)

San Lorenzo 7 (-1)

Atl. Paranaense 7 (-2)

U. Católica 5