En el primer partido oficial de la temporada, Racing se enfrentaba a Boca Unidos por Copa Argentina. Tras igualar 0-0 en los noventa minutos, el conjunto correntino fue más certero en la tanda de penales y se clasifico a la siguiente instancia.

Al igual que la anterior edición de la Copa Argentina, Racing quedó eliminado ante un equipo del ascenso (en 2018 fue ante Sarmiento de Resistencia). Luego del partido, Lisandro López habló en rueda de prensa: “No pudimos abrir el partido. El año pasado no jugamos para nada bien, pero hoy el equipo intentó, estuvo corto, pero no convertimos, y esa fue la clave del partido; no estuvimos finos a la hora de definir. Nos toca quedar afuera en el primer partido, y eso provoca desilusión, bronca. Asumo el fracaso de Copa Argentina nuevamente”, expresó.

Con respecto al estado del campo de juego para los penales, indicó: “Era complicado para los dos, las áreas estaban malas, fue lo mismo para los dos equipos. Esto tiene que servir de aprendizaje, para seguir creciendo, la exigencia está al máximo, esto es un palazo, no sé si se puede rescatar algo positivo. Hay que dar vuelta la página y arrancar con todo en el campeonato”, resaltó.

Por último, el capitán de la Academia, apuntó: “Tenemos que estar preparados porque se van a presentar varios partidos de esta manera, cuando jugamos de local son varios los partidos en los que los rivales suelen esperarnos. Tenemos que seguir afinando las cosas para estar cada vez mejor. Hay un muy buen plantel, hay experiencia, jerarquía, juventud. Estamos muy bien como plantel y podemos ser protagonistas nuevamente en la liga”, cerró.