CONMEBOL no hizo caso al pedido de Peñarol y Boca, por lo tanto Nahitán Nandez deberá purgar las tres fechas de suspensión que debe por su expulsión frente a Palmeiras, jugando para Peñarol.

El Manya y el Xeneize hicieron la presentación, basándose en el antecedente de Felipe Melo, quien estuvo involucrado en la gresca y su sanción había sido bajada de seis a tres encuentros, pero aquel pedido se hizo en tiempo y forma, según argumentaron desde el Tribunal de Disciplina del ente sudamericano.

Así, el uruguayo no podrá disputar los primeros tres partidos de Boca, ante Alianza Lima, Junior o Guaraní y Palmeiras.