En la previa al enfrentamiento entre River y Athletico Paranaense, Tomás Andrade, se lamentó por no poder disputar la final de la Recopa Sudamericana y admitió que le parece lógica la cláusula acordada entre ambos clubes en el préstamo, debido a la cual el conjunto brasileño deberá pagar un millón de dólares para que pueda jugar.

“Se me fue la chance de jugar una final, que no sucede todos los días”, dijo en la previa al partido de ida. Y luego agregó: “Es una política de (Marcelo) Gallardo: los que se van a préstamo no los vuelve a usar. Me quedó la espina de no poder jugar más de 3 o 4 partidos seguidos”, remarcó Andrade.

También se refirió a las polémicas por los arbitrajes: “De eso se deberían encargar otras personas. Siempre voy a creer en la justicia hasta que una prueba me demuestre lo contrario”, expresó.