Durante la reunión del Consejo de la Confederación Sudamericana de Futbol, se debatieron tentativas sobredimensionadas por el virus pandémico que se concentra en el territorio. Solo Brasil, Perú Y Uruguay, comenzaron con algunos encuentros oficiales del campeonato local.

Si bien restan pocos días para la presunta reiniciación de la libertadores, la jornada pactada para septiembre continúa en pie. Las ansias de Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, son persistentes a la situación sanitaria y la sudamericana sigue vigente para empezar al mes continuo del principal certamen de la región.

Pero una de las modificaciones que dedujeron los miembros involucra a cada club partícipe de las competiciones. Producto de los casos positivos que se conocieron a lo largo de los campeonatos activos del continente, la conocida lista de buena fe, ahora será compuesta por cuarenta futbolistas, y los treinta estipulados en el comienzo de los torneos.

Una de las causas de esta modalidad se traduce en la suspensión que se determinó en el Brasileirao, el fin de semana pasado, en el que diez jugadores dieron muestras de síntomas, en lo que fue el cruce entre Goiás y San Pablo.