Lo había adelantado Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, en las últimas horas: “Entendemos que primero está la salud y después todo lo demás. En el mejor de los escenarios, siempre que la situación sanitaria lo permita, la mejor fecha para reanudar el torneo sería a partir del 5 ó 6 de mayo, aunque ello esté sujeto a las restricciones en los países latinoamericanos”.

De esta manera, descartó la posibilidad de que se disputen partidos de la competencia durante el mes de abril, al tiempo que dejó la continuidad atada a los sucesos en torno a la pandemia. Para remarcarlo, el ente publicó un comunicado oficial en el que respaldó las palabras del funcionario y remarcó la incertidumbre que afecta a todos los actores que intervienen en las competiciones internacionales.

En cuanto a la postergación de la Copa América, el titular de la Conmebol explicó que la decisión de pasar el calendario de 2020 a 2021 se tomó “en conjunto y en simultáneo” con sus pares de Europa. En cambio, sobre las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar, afirmó que en su rol sólo puede oficiar como “mediador”, dado que las definiciones dependen de la FIFA.