El argentino Hernán Barcos metió el gol que le dio el pase a la Liga de Quito a la segunda ronda de la Copa Sudamericana y se convirtió en el goleador histórico del certamen.

El delantero, de 34 años, anotó el tercer tanto de su equipo y llegó a los 17 goles en el torneo en 30 partidos disputados. Había anotado dos con Palmeiras y 15 con la Liga. Así superó al uruguayo Hernán Rodrigo López, que tenía 16.

El equipo ecuatoriano venció por 3-2 a Deportivo Guabirá de Bolivia, en el partido de ida había ganado por 2-1, y consiguió acceder a la siguiente instancia.