Nicolás Navarro fue el gran sostén que tuvo San Lorenzo en los 90 minutos para lograr la clasificación en Chile ante Temuco. Pese a perder ambos partidos, el triunfo en el escritorio y la brillante actuación del uno Cuervo le permitieron a los de Biaggio pasar a octavos de final de Sudamericana en un ambiente hostil fuera de la cancha. En conferencia, el arquero hizo catársis.

“No hicimos un buen partido pero es lamentable lo que está pasando. Nosotros no tenemos nada que ver con el fallo. Ellos tuvieron un error, fuimos a la CONMEBOL y se dio así. Me cagaron a piedrazos todo el partido, fue todo una vergüenza”, manifestó.

De todas formas, también tuvo autocritica a la hora de definir el rendimiento del Ciclón. “No se jugó bien. Hay que ser justos, hay que ser claros”, dijo.