Independiente se despide de la Copa sin pena ni gloria. Igualó 1 – 1 con su homónimo de Santa Fe de Colombia y quedó eliminado en cuartos de final. Meza abrió la cuenta para los cafeteros y Zapata, en contra, puso cifras definitivas.

El equipo de Pellegrino nunco pudo hacer pie en el partido y fue superado por Santa Fe tanto en estos 90 como en los 180 minutos de la serie. En la altura de Colombia tenía que demostrar que podía ser un firme candidato al título y dar vuelta el resultado adverso pero mostró todo lo contrario.

Sin actitud e impreciso en los pases durante todo el partido no pudo generarle inquietud al local, que encima se puso en ventaja a los 31 del primer tiempo tras un buen remate de cabeza de Meza para poder jugar mucho más relajado.

En el complemento el Rojo empujó pero sin ideas ni convicciones y la defensa de Santa Fe, que se mostró sólida y ordenada tanto en Avellaneda como en Colombia, no pasó sobresaltos hasta el gol sobre el final. El local tuvo varias oportunidades para ampliar el resultado y marcar una diferencia más abultada pero Rodríguez y las malas definiciones no lo permitieron.

Independiente se quedó sin nada en la última competencia que mantenía firme y ya empieza a mirar con mas cariño la liguilla si quiere clasificar a la Libertadores. Santa Fe, como Huracán y River se tienen que cruzar obligatoriamente en semifinales, enfrentará a Sportivo Luqueño de Paraguay por un lugar en la final.