Entre un periodo de cacerolazos y un clima muy negativo para el pueblo argentino, un 27 de diciembre de 2001, Racing Club de Avellaneda se coronaba con el Torneo Apertura bajo la conducción de Reinaldo Merlo.

Tras una crisis económica y dejar atrás una de las peores campañas de su historia el año anterior, Mostaza armó una base con diez refuerzos. Algunos de los nombres que se encontraban en la lista de llegadas eran el de Gustavo Campagnuolo, Francisco Maciel, Martín Vitali, Gerardo Bedoya, Rafael Maceratesi, entre otros.

Para salir campeón, la Academia debió sufrir varios partidos, especialmente en la última fecha cuando enfrentó a Vélez Sarsfield en el estadio José Amalfitani. Sin embargo, no hubo ninguna limitación para que el equipo de Avellaneda se consagre con el título. Empate en uno ante el Fortín, dos canchas llenas a la vez y el famoso “Paso a Paso” de Mostaza lograba su cometido tras una campaña espectacular con 13 triunfos, 5 empates y tan solo una derrota.