Condujo el fútbol argentino durante 35 años. En su extenso y por demás polémico mandato, la Selección Argentina logró uno de sus dos Mundiales (1986), dos Copas América, dos medallas doradas en Juegos Olímpicos y, además, consiguió seis Mundiales Sub 20. También se construyó el complejo situado en Ezeiza, lugar de entrenamiento y concentración del equipo nacional. 

Comenzó su carrera dirigencial fundando el club Arsenal de Sarandí, donde ocupó la presidencia durante casi 20 años (entre 1957 a 1976). Luego tomó el mando de Independiente hasta 1979. Miles de acusaciones cayeron sobre su persona, pero ninguna prosperó hasta su muerte. Con la intervención de la justicia se dieron a conocer sus delitos y hasta la AFA fue intervenida para su investigación.