En el Torneo Clausura del 2012 se medían, en La Bombonera, el Xenize contra el Rojo. La visita sorprendió desde un principio con un gol de Patricio Vidal al minuto de juego y a los seis, el “Malevo” Ferreyra amplió la diferencia. El local parecía reaccionar a pesar del descuento marcado por Facundo Roncaglia, pero Ernesto Farías marcó y otra vez a Boca se le hizo el partido cuesta arriba.

El primer tiempo iba a culminar 3-2 a favor del Diablo y ya se comenzaba a palpitar que el clásico sería histórico. Al comienzo de la segunda parte, los dirigidos por Julio César Falcioni lograron el empate luego de que Facundo Roncaglia marcara su doblete tras un error del arquero Diego Rodríguez, quien reemplazó a Hilário Navarro. A los 29 minutos, Pablo Ledesma dio vuelta un choque increíble.

Independiente parecía derrotado, se les escapaba un triunfo inexplicable. Sin embargo, a poco del final, el “Tecla” convirtió en héroe y logró el empate. Todos firmaban el empate menos Farías, que se erigió como la figura de Independiente para convertir el tercero en su cuenta personal, luego de una equivocación de Rolando Schiavi. Por encima de Agustín Orión, la pelota viajó para desatar una locura infernal.

La victoria, además de ser agónica, le sacó el invicto y la punta a Boca en una noche de fútbol inolvidable.

Las formaciones:

Boca: Agustín Orión; Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matías Caruzzo, Facundo Roncaglia; Pablo Ledesma, Cristian Erbes, Juan Manuel Sánchez Miño; Juan Román Riquelme; Orlando Gaona Lugo y Santiago Silva. DT: Julio César Falcioni.

Independiente: Diego Rodríguez; Eduardo Tuzzio, Julián Velázquez, Gabriel Milito, Osmar Ferreyra; Fabián Monserrat, Hernán Fredes, Roberto Battión, Patricio Rodríguez; Ernesto Farías y Patricio Vidal. DT: Cristian Díaz.