El Fortín podría haber participado de la edición de 1960, pero por razones económicas declinó su presencia. Años después sería campeón del Metropolitano de 1979 y disputaría el repechaje que lo llevaría a jugar la Copa Libertadores del próximo año.

En el grupo enfrentó a River (empatando ambos encuentros), Sporting Cristal y Atlético Chalaco, a quienes les ganó los cuatro partidos. Luego de un gran inicio, quedaría eliminado en semifinales tras acabar último en el grupo.

El equipo de Liniers tiene una gran historia en el torneo más importante del continente americano, consagrándose campeón en la edición de 1994 y consiguiendo la Intercontinental del mismo año.

Su última participación fue en el año 2014, ya que a pesar de haberse clasificado legítimamente a la Copa del 2015 tuvo que jugar un partido de desempate frente a Boca, el cual perdió por 1-0 quedando afuera de la misma.