Más de tres décadas esperó Perú para volver a vivir un Mundial de cerca. La última vez había sido en España 1982. El partido por repechaje ante Nueva Zelanda no era uno más y se vivió de esa manera.

A los 27 minutos del primer tiempo, Jefferson Farfán marcó el 1-0 que hizo temblar al país, literalmente. Según informó Sismo Alert, después del gol se activó la alarma detectora de sismos, producto de la vibración subterránea originada por la celebración masiva y al mismo tiempo.