En el comienzo de la temporada 2016-2017, según Daily Telegraph, las negociaciones para renovar el contrato de Gareth Bale con el Real Madrid ya están abiertas hace un tiempo, luego de la buena campaña que hizo el delantero en el conjunto blanco, que culminó con la obtención de la Liga de Campeones.

Los representantes del jugador iniciaron contactos para extender la vinculación del galés con el Merengue en enero de este año. La intención del club es ampliar el vínculo hasta 2021 -su contrato finaliza en 2019- y ofrecer un incremento del sueldo.

Actualmente, el futbolista galés de 26 años cobra 9 millones de euros netos. Un nuevo acuerdo podría hacer que el sueldo se acerque más al que percibe Cristiano Ronaldo (20,5 millones netos) y pasar a cobrar 20 millones. “Es el jugador franquicia y así lo vamos a tratar”, aseguraron desde el Bernabéu.