Luego de dar cuenta de Real Madrid ahora Ajax dejó sin chances el sueño europeo de Juventus al eliminarlo con un triunfo 2-1 en su propia casa y cerrar el global 3 a 2 para meterse entre los cuatro mejores de la Champions.

En los cuarenta y cinco iniciales la Juve hizo gala de una presión alta que cortó todos y cada uno de los caminos del once visitante. Sin embargo desde el empate parcial de Donny Van de Beek hasta el pitazo final del francés Clement Turpin el control del elenco visitante, que no tuvo a Nicolás Tagliafico por suspensión, recibió de grande a los jóvenes intérpretes que comanda Erik ten Hag.

Sobre los 27′ Cristiano Ronaldo apareció sólo dentro del área y puso la cabeza para vencer a André Onana. El VAR desestimó lo que parecía ser una falta de Leonardo Bonucci sobre Joël Veltman. No obstante con juego y pelota al piso Ajax lo igualó en forma instantánea por Van de Beek luego de un remate pifiado de Hakim Ziyech. Punto aparte para la rápida y perfecta definición pegada al palo de Wojciech Szczęsny.

De cara al complemento el plan de la Juve se comenzó a desmoronar. Paulo Dybala dejó la cancha por lesión tras un primer tiempo sin luces, que también se apagaban para el cuadro italiano. El epílogo fue una muestra de un renovado fútbol total, salvando las distancias claro está pero con un juego iluminado por aquellos apellidos ilustres de los 70 que hicieron en su momento que Ajax fuera el club más temido del mundo.

Presión para recuperar, precisión en el toque y certeza de cara al gol en la cabeza del capitán Matthijs de Ligt, verdadera joya que a los 19 años está en la mira de varios gigantes europeos. El zaguero le puso justicia a un score que debió ser mayor por ocasiones previas y posteriores que fallaron de Beek, Ziyech -con una enorme tapada de Szczęsny- y David Neres.

Así la Juve no tuvo mucho que hacer y si se mantuvo en partido fue por el hecho de tener a Cristiano Ronaldo entre sus filas, quizá el único rescatable en un complemento negro. De esta manera Ajax avanza y tras iniciar su camino en las rondas preliminares sigue soñando con volver a levantar la Orejona tras sus conquistas en 1971, 1972, 1973 y 1995.