La vigencia en el cierre de tu carrera no solamente es cuestión de aciertos, sino de disciplina. En el caso de Cristiano Ronaldo, está a la vista, es ambicioso desde lo estético y lo deportivo. Quien se encargó de subrayar esta máxima fue Massimiliano Allegri, entrenador del luso en la Vecchia Signora. “Él es más fuerte que los demás a nivel mental. Cada día encuentra una nueva meta personal. Es realmente difícil para un jugador que ha ganado lo que ha ganado encontrar un nuevo objetivo. Establece metas personales en su cabeza y tiene una lucidez y un fútbol increíble. Todos tenemos que aprender de él”, sostuvo.

El estratega italiano comparó a su figura con Zlatan Ibrahimovic, a quien tuvo el placer de dirigir en el Milan: “Los sábados por la mañana, al final del entrenamiento, hacemos un pequeño partido. Cristiano se divierte, pero su diversión es ganar el mini-partido. Le expliqué, y esto también se lo expliqué a Ibra, que para él lo divertido es ganar pero que no todos son así. En este sentido es maniático y por ello es diferente a los demás. Ibra se enfadaba todos los días por dar un balón mal”.

Para completar, en la entrevista que concedió a Tuttosport brindó detalles de los consejos. “Le dije que tenía que estar disponible para todos los demás, ya que siempre tiene que hacer lo mejor, el menos bueno no llega al nivel del bueno, por lo que el bueno debe tener la humildad para no avergonzar al menos bueno. Es cierto que en el fútbol, y en todo, Ronaldo es muy bueno”, concluyó.