Su experiencia en el Xeneize le otorgó un espaldarazo importante a Rodolfo Arruabarrena, ahora solicitado desde el Viejo Continente. Se trata del AEK Atenas, club que lo tuvo en sus filas entre 2007 y 2008, uno de los grandes de Grecia junto a Olympiakos y Panathinaikos.

La salida de Stelios Manolas obligó a la directiva a buscar un reemplazante en el puesto y el Vasco aparece como el candidato predilecto. En caso de llegar a un acuerdo, comenzará su aventura a partir de junio.

Actualmente, el conjunto helénico cuenta con Diego Buonanotte y Bruno Zuculini en el plantel que adeuda un partido de playoffs, donde se decidirá su suerte a futuro: debe ganar su compromiso ante Panionios y esperar un empate entre PAOK y Panathinaikos para clasificar a la Champions League. De lo contrario, disputará la Europa League la próxima temporada.