El mediocampista surgido en Estudiantes, Santiago Ascacibar, quien juega en el Hertha Berlín de Alemania, recordó cuándo en 2019 fue suspendido por seis fecha luego de escupir a Kai Havertz, jugador del Bayer Leverkusen, mientras él defendía la camiseta de Stuttgart. El argentino se mostró arrepentido y aseguró que para él fue un aprendizaje.

“Al otro día pensé que había matado a alguien. Sé que no fue así, estuve mal también. Fue difícil, no se lo deseo a nadie. Me tocó aprender. Allá es otra cultura. El fútbol es diferente, lo ven desde el lado profesional. A veces se te cruzan tantos momentos en la cabeza durante los 90 minutos que no podés diferenciar”, expresó Ascacibar en radio Continental.

Luego agregó: “Esas seis fechas no me las olvido más. Ahora hay que pensar de acá para adelante que uno no lo va a hacer más. Allá no les gusta que metas la pata o trabes, no apuntan mucho a eso. Ellos se fijan en la calidad, la técnica y las características del jugador”, remarcó el volante central.

Además, se refirió a la posibilidad de jugar en la Selección Argentina: “Uno tiene que mostrarse en cada momento para estar a la altura de la Selección. Es muy competitiva, aunque también pasa por los gustos del técnico. En ese momento o no estaba de la mejor manera o el entrenador lo vio diferente y optó por otra opción. Hay que respetar eso. Yo pienso que Mascherano está en otro nivel hoy por hoy, no me puedo comparar con él. Hizo otro tipo de carrera”, concluyó.