Atalanta tuvo que pedir permiso a Inter y Milan para poder usar el Estadio Giuseppe Meazza en los partidos que juegue como local en la Champions League debido a que su estadio estará en un proceso de obras y tendrá una capacidad limitada a 16.000 espectadores.

La solicitud oficial fue presentada por Atalanta el lunes 8 de julio y tuvo una respuesta rápida por parte de ambos clubes: “Confirmamos que aceptamos la solicitud de Atalanta para competir en los partidos en casa de la próxima Liga de Campeones de la UEFA en el estadio San Siro. Creemos que esta oportunidad es beneficiosa no solo para Atalanta, sino para todo el fútbol italiano, inspirada en valores importantes como el sentido de la hospitalidad, el respeto y el juego limpio”, dice parte del comunicado del Milan.

Tras la confirmación, el delantero argentino que se desempeña en Atalanta, Alejando Gómez agradeció a los clubes por las redes sociales: