Todos los caminos apuntaban a venderlo porque no contaba con el aval de Zinedine Zidane, pero entre las altas exigencias del club y las bajas cifras de los oferentes, todo quedó en la nada y el galés deberá permanecer en España hasta fin de año. El jugador nunca se pronunció al respecto, pero desde la concentración en donde se encuentra su Selección para enfrentar a Azerbaiyán -por la quinta jornada de la fase de clasificación a la Eurocopa 2020-, Gareth Bale alzó la voz y contó cómo vivió los largos días sin nuevos rumbos.

“Estos meses que han pasado no han sido geniales, pero tampoco se podría decir que fueron los peores. Recuerdo que un año, con Harry Redknapp, no jugué. No ha sido fácil, pero ya me ha pasado antes y sé cómo lidiar con ello. No escucho ni leo nada de lo que se dice. La mayoría de gente que no me conoce no conoce bien la situación. Las cosas de mi parte seguirán privadas, si quieren algo más pregúntenle al club”, aseguró tras ser consultado por su relación con los dirigentes.

¿Cómo se prepara para el resto de 2019 con los objetivos del “Merengue”? “Tuve unas grandes vacaciones y luego mantuve la cabeza puesta en la pretemporada. He trabajado duro en los entrenamientos. El fútbol es mi deporte número uno. Es por lo que me pagan y en lo que doy lo mejor de mí mismo. El golf es un hobby como el que tiene cualquier otro. No hay nada malo en ello. La gente habla mucho de esto, pero muchos futbolistas juegan a ello y es algo que me gusta. Me mantiene tranquilo fuera del campo y me da tiempo fuera del fútbol”, concluyó sin tapujos.