Los dos venían dulces por haber conseguido en la semana el pase a la final de la Copa del Rey. El fixture quiso que se cruzarán este sábado y Barcelona prevaleció en esta suerte de previa a la definición de la Copa local y goleó al equipo de Pellegrino por 6-0.

Hasta los 35 minutos de juego no hubo emociones. Sin embargo, a partir de allí el blaugrana sacó a relucir todo su poderío, tanto individual como colectivo, y redondeó una actuación sin fisuras. La etapa inicial finalizó 2-0 por los tantos de Suárez y Neymar.

En el complemento solo necesitó ocho minutos, entre los 14 y los 22, para marcar cuatro goles más. Allí apareció Messi para el 3-0, luego Rakitic, Alexis en contra y otro del uruguayo plasmaron la goleada de un Barsa que por unas horas le arrebató la punta del torneo a Real Madrid.