Barcelona sigue insistiendo para contratar a Neymar en este mercado de pases y en las últimas horas elevó una nueva oferta a PSG.

Ahora, el culé ofreció 160 millones de euros a pagar en 2020. La situación financiera del club, que esta temporada puso 250 millones para traer a Griezmann, De Jong, Neto y Junior, hace que no disponga del dinero en este momento.

Por eso, el préstamo con opción de compra es la mejor oferta que Barcelona pudo elevar. PSG está dispuesto a dejarlo partir bajo estos términos, aunque lo que resta definir es si la compra en 2020 será obligatoria o no. En caso de serlo, el pase estará mucho más cerca de concretarse.

Mientras Neymar, que este fin de semana no fue convocado en la derrota de su equipo ante Rennes, espera y también desespera para saber qué será de su futuro.