Pasaron varias temporadas y Barcelona aún no logra encontrar el sustituto ideal para el puesto que dejó vacante Dani Alves tras su brillante trayectoria en Cataluña. El portugués Semedo pareció haber empezado a afianzarse la banda derecha, pero de todas formas desde la CD blaugrana buscaron una alternativa para ese sector de la defensa.

Fue así que los culés contrataron al senegalés Moussa Wagué -superó la revisión médica con éxito- con el objetivo de que Sergi Roberto retorne al mediocampo y que Semedo se ubique definitivamente como marcador de punta derecho, pero ahora con competencia. Si bien, el jugador de 19 años comenzará en el Barcelona B, tendrá roce con la Primera y será seguido de cerca por Valverde, quién podrá utilizarlo cuando desee.

El defensor viene de disputar el último mundial en Rusia (convirtió un gol) y llega proveniente del KAS Eupen del fútbol belga, en el cual disputó 43 partidos en las dos temporadas que tiene como jugador profesional.