Día de presentación en Barcelona: el francés Antoine Griezmann se convirtió en nuevo jugador del conjunto blaugrana, luego de abonar los 120 millones de euros por la clausula de salida. Más allá del enojo del Atlético Madrid, aduciendo que debía pagar 200, ya es un Culé más.

“Estoy muy feliz, con mucha ilusión, con ganas de conocer a mis nuevos compañeros. Queremos ganarlo todo: Liga, Copa y Champions. Son objetivos del club, objetivos míos y ojalá los pueda conseguir aquí”, manifestó al sitio oficial del club.

Griezmann, que firmó por cinco temporadas y tendrá clausula de rescisión por 800 millones de euros, agregó. “Es una alegría increíble. Es un gran club y ojalá lo pueda ayudar a seguir siendo grande o a hacerlo más grande todavía”.