La novela sobre el futuro de Neymar continúa, y mientras afronta la pesada denuncia por violación, el delantero brasileño y su club, PSG, buscan una salida común.

Ahora Barcelona iría a la carga con un ofrecimiento de 100 millones de euros más el pase del también brasileño Philippe Coutinho: ofrecimiento que interesa para una dirigencia que estaría cansada de las diversas lesiones que sufrió Neymar en el último tiempo, sus actitudes agresivas que derivaron incluso en suspensiones y la denuncia por violación que saltó a la luz el mes pasado.

Según medios españoles esa cifra se ajusta a las pretensiones de PSG, que si bien valuó al brasileño en 300 millones afirmó que podría pagarse en efectivo e involucrar a algún futbolista en la operación.

Sin embargo en su momento también se registró un coqueteo con el otro gigante español, Real Madrid, con una oferta que rondaría los 130 millones de euros más las fichas de James Rodríguez o Gareth Bale.

No obstante un trueque entre Ney y Coutinho conformaría a ambos ya que el exjugador de Santos volvería al club donde triunfó entre 2013 y 2017, y por su parte el volante se alejaría de un Camp Nou donde su talento no logró colmar las expectativas, y donde además si cumple los 100 partidos (le restan sólo 25) con esa camiseta los blaugranas deberán pagarle al Liverpool otros 20 millones extra.