Los magros números del equipo de Bilbao -una victoria en 14 fechas- le negaron la posibilidad de seguir al frente del equipo. Un día después del último traspié la directiva decidió ponerle punto final a su ciclo.

“El Athletic Club ha decidido resolver el contrato que unía a su entrenador Eduardo Berizzo con la entidad”, anunció el club albirrojo en la red social Twitter. Además se indicó que Gaizka Garitano, técnico del equipo filial desde julio de 2017, será “el responsable de dirigir el primer equipo del Athletic Club”.

El presente del tradicional conjunto vasco no es bueno: por el momento se encuentra 18vo, en zona de descenso, y apenas ganó un partido, empató ocho y perdió los cinco restantes.

Claro está que ello le abrió la puerta de salida al Toto, quien se sumó a Leonardo Franco y Antonio Mohamed, los otros dos entrenadores argentinos que también habían sido despedidos en la presente temporada.

Por lo que, de los cinco DT argentinos que había en La Liga, sin contar a Santiago Solari, quien reemplazó a Julen Lopetegui con el certamen en marcha, sólo continúan Diego Simeone (Atlético Madrid) y Mauricio Pellegrino (Leganés).