Hacía tres años que Real Madrid no incorporaba jugadores en la ventana de invierno europea, en aquella oportunidad el “afortunado” fue Lucas Silva, hoy a préstamo en Cruzeiro. Sin embargo decidieron romper esa tradición para abrochar a una nueva joyita: Brahím Díaz. El mediocampista español deja el Manchester City a cambio de 15 millones de euros para jugar en la “Casa Blanca”

De buena pegada y gran despliegue en ataque, con tan sólo 19 años el malagueño será uno de los dos fichajes disponibles en este mercado de pases. Con los Citizens disputó 15 partidos (mayormente ingresando desde el banco) y convirtió dos goles por la Carabao Cup. Sin embargo los números en inferiores son los que asombran: 61 encuentros disputados y 20 goles.

Versátil a la hora de pararse en el campo puede jugar tanto de extremo por ambas bandas, como mediocampista ofensivo (el viejo 10) o de delantero centro pese a su 1,70 m de altura. Tendrá que luchar por ganarse un lugar no sólo con los experimentados como Bale, Benzema o Isco sino también con los asentados Lucas Vázquez, Marco Asensio y Mariano o con la otra joven promesa Vinicius Jr.