El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) redujo a la mitad la sanción que la casa madre del fútbol le había aplicado a Chelsea por incumplir las normas en las contrataciones de menores de 18 años.

Por lo tanto el elenco londinense, que el verano pasado no logró reforzarse por este motivo, de cara a 2020 podrá hacer uso de su billetera para reforzar al plantel de Frank Lampard.

El pronunciamiento del TAS, tras un proceso que se inició en junio pasado, fue conducido por el italiano Massimo Coccia y allí el representante entendió que Chelsea violó los artículos 19.1 y 19.3 sobre la incorporación de menores de una forma “significativamente inferior en número de jugadores (sobre un tercio de lo indicado por FIFA)”.

Así las cosas el TAS emitió un comunicado este viernes remarcando que se “reduce la sanción a un solo periodo de transferencias” y también se achica la multa a 300 mil francos suizos (unos 273.000 euros), la mitad de la pena original.