“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos. Así que el futuro de un hombre no está escrito en las estrellas, sino en la voluntad y dominio de sí mismo”. De esa manera describió William Shakespeare al destino y, tal vez, nosotros también podamos utilizar la afamada frase del legendario escritor británico para detallar lo que pueda llegar a suceder con una de las figuras que mañana por la tarde noche disputará en tierras galesas el evento deportivo más esperado del año.

Y es que Gianluigi Buffon se encuentra ante un inmejorable escenario para tratar de conquistar la única competencia que le fue esquiva durante todos sus años de carrera: la Champions League. La final del sábado será su tercera oportunidad de levantar el trofeo más prestigioso del viejo continente, que antes supo ver festejar al Milan de Maldini y al Barcelona de Messi, Neymar y Suárez.

Su debut en el arco de la Vecchia Signora se produjo un 26 de agosto de 2001 frente a Venecia en la primera fecha del campeonato italiano, partido que culminó en triunfo para los de Turín por 4 a 0 con dos tantos del franco-argentino David Trezeguet y otro doblete de Alessandro Del Piero.

Desde aquel partido, el mítico portero italiano supo vestir 621 veces la camiseta de su club (sufrió 486 goles), y quedó a tan sólo 84 encuentros del récord absoluto de la institución, que ostenta, justamente, Del Piero con 705 apariciones.

Y si de récords se trata, en la final frente a su ex compañero de equipo y actual entrenador de su rival, Zinedine Zidane, el nacido en Carrara un 28 de enero de 1978 disputará su partido número 1.010 como profesional, quedando a sólo 18 encuentros del récord total de un futbolista italiano, que posee Paolo Maldini, con 1.028 batallas oficiales.

Luego del último entrenamiento previo al cotejo contra el equipo español, el arquero comentó en declaraciones a Premium Sport que “ha llegado el momento de cerrar un círculo”. Y es que a Gigi, ganador de 22 títulos incluyendo la Copa del Mundo de Alemania 2006, únicamente le falta en su gloriosa vitrina la tan deseada Orejona.

En la final, Italia derrotó por penales a Francia.
En la final, Italia derrotó por penales a Francia.
En la actual Champions League, a la Juventus le han convertido únicamente tres goles y, en la final, buscará encontrar en las manos protectoras de Buffon el escudo impenetrable que sepa contener a la potencia goleadora del Real Madrid de Cristiano Ronaldo, Benzema, Isco y compañía, que ha marcado la suma aterradora de 32 goles en los 12 partidos previos a la final.
Cardiff se prepara para vivir una fiesta deportiva, que promete quedar en la memoria de todos. El destino ya hizo lo suyo y quiso que Buffon y sus compañeros tengan otra oportunidad para gritar campeón, solamente queda esperar si el equipo italiano aprovecha sus cartas o no.

Por Fernando Saavedra.