Luego de una larga relación de casi una década el exarquero de Ferro, River, Mallorca y Atlético Madrid, donde desembarcó de cara al 2012 junto a su socio, le puso fin al ciclo y hoy lo comunicó con un video en redes sociales.

“Al final de esta temporada iniciaré mis pasos como primer entrenador”, aseguró Germán Burgos mientras explicó que “con más de diez años de experiencia en primera división” se siente ciento por ciento “capacitado para dirigir un equipo”.

El Mono decidió no renovar hasta 2022, en una decisión que le explicó al consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil Marín y al director deportivo, Andrea Berta: “Hicimos una reunión entre todos en donde les manifesté esta inquietud y ellos lo ven normal. Es un paso normal de un segundo entrenador que quiera largarse como primero”.

Luego de iniciar su camino junto a Simeone en Catania de Italia, en 2011, siguió el paso por Racing para luego desembarcar en el Aleti y conquistar siete títulos: una Liga, una Copa del Rey, dos Ligas Europa, dos Supercopas europeas y una de España, además de dos finales de Champions League.

También encontró lugar en su despedida para dedicarle palabras de agradecimiento al Cholo por estos años compartidos. “Somos amigos, nos conocemos de hace mucho tiempo, nos entendemos con señas, miradas, cabezazos… He almorzado y cenado más con el Cholo que con mi familia: ocho años en la Selección Argentina, en el Atlético como jugadores y otros ocho como entrenadores… Nos entendemos con señas y sin señas”, explicó.

Por último, Burgos habló sobre su relación con los hinchas colchoneros luego de tantos años como jugador e integrante del cuerpo técnico: “El futuro dirá si nos volvemos a ver, y que no claudiquen, que sigan luchado, que persigan sus sueños. Sabemos que la sociedad entera no estamos viviendo épocas agradables, se han perdido familiares, amigos, no poder darte un abrazo, no poder festejar un gol… Pero no claudiquen, peléenle a la vida, y nos vemos en fútbol”.