Iker Casillas se recupera paulatinamente del infarto de miocardio que sufrió el 1º de mayo durante un entrenamiento. Basándose en la complicada situación, los medios portugueses instalaron el rumor de que el español estaría pronto a colgar los botines.

Es por eso que el arquero recogió el guante, haciéndose cargo de las falsas versiones y poniéndoles un punto final. Para eso utilizó su cuenta de Twitter, donde pidió expresamente: “Déjenme anunciar dicha noticia cuando llegue ese momento”.

Y sobre su recuperación, el futbolista de 27 años explicó: “Ayer tuve revisión con el Dr. Filipe Macedo. Todo muy bien. ¡Eso sí que es una gran noticia que quería compartir con todos!”.