A través de un comunicado en su página web, Chelsea hizo oficial la contratación de Christian Pulisic a cambio de 64 millones de euros, convirtiéndolo en el fichaje más caro en la historia por un jugador de los Estados Unidos con apenas 20 años edad. El club inglés también informó que el extremo jugará cedido hasta el final de esta campaña en el equipo alemán y el préstamo no tendrá ningún costo.

El 10 de la selección norteamericana tenía contrato hasta 2020, pero decidió no renovar. Según Michael Zorc, director deportivo de Borussia Dortmund, el joven jugador siempre soñó con jugar en la Premier League.

“Siempre fue el sueño de Christian jugar en la Premier League. Eso ciertamente tiene que ver con su origen estadounidense y, como resultado, no pudimos extender su contrato. En este contexto, hemos decidido aceptar una oferta extremadamente lucrativa por parte del Chelsea, dada la baja madurez del contrato”, sentenció el directivo teutón.