Edinson Cavani se convirtió en un objetivo primordial para Chelsea en este mercado invernal, que a falta de los goles de Morata (muy criticado en Inglaterra) y Olivier Giroud, los Blues estarían dispuestos a desembolsar 56 millones de euros por el uruguayo según afirmó el diario The Telegraph.

Por otro lado, el charrúa posee una cláusula de rescisión de 120 millones y podría convertirse en un obstáculo para una potencial transferencia, además del momento de la temporada donde se encuentra PSG, compitiendo en todos los torneos y anhelando conseguir su primer Champions.

Tras el Mundial, el Matador también sonó para reforzar al Atlético de Madrid y Real Madrid, pero decidió quedarse en París. De Laurentiis, presidente de Napoli, también afirmó que lo recibiría nuevamente con los brazos abiertos si se rebaja considerablemente el sueldo en comparación al que percibe en Francia.