Todo parecía ir sobre ruedas hasta la dramática despedida en Turín. Este revés habría provocado que la relación entre el delantero y los dirigentes se deteriorara, a tal punto de que en Italia ya se especula con una salida prematura del goleador.

La próxima temporada será, si la historia continúa por el mismo carril incierto, la última de Cristiano Ronaldo en la la “Vecchia Signora”, según La Repubblica. La confianza mutua está muy tocada, ya que el octavo Scudetto que el cuadro está próximo a conseguir no es suficiente para ninguna de las partes. El gran objetivo, la Liga de Campeones, quedó en el olvido.

El club esperaba más del jugador y éste quiere más refuerzos, según La Gazzetta dello Sport. En la Copa Italia hubo otro cortocircuito luego de que el Atalanta dejara con las manos vacías al equipo de Massimiliano Allegri. La novela parece tener un pronto final, para nada feliz.