El pasado 4 de mayo, Cristiano Ronaldo retornó a Italia tras pasar gran parte de la pandemia en Portugal, junto a su familia. Luego de su arribo a Turín, el delantero de Juventus debió realizar 15 días de aislamiento obligatorio por normativa del gobierno italiano.

Tras cumplir con lo establecido, el portugués se presentó este martes en el centro deportivo de la Continassa para someterse a unos controles médicos. Luego de realizarse los exámenes correspondientes, Cristiano se entrenó de forma individual y pasado el mediodía italiano, se retiró de las instalaciones del club. El último partido oficial que disputó la Juventus fue el 8 de marzo ante Inter, encuentro que terminó 2-0 en favor del conjunto dirigido por Maurizio Sarri.

Cabe recordar que la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) anunció la suspensión de todas sus competiciones, incluida la Serie A, hasta el 14 de junio. En la primera división Juventus es líder del certamen con 63 unidades.