El delantero francés que se desempeña en Barcelona sufrió un fuerte golpe en el último partido de La Liga Española ante Real Sociedad. La noticia no cayó para nada en en la Selección de Francia.

En el arranque del segundo tiempo del partido entre Barcelona y Real Sociedad, el delantero de 21 años fue víctima de una dura patada de Navas, por la que debió abandonar el campo de juego.

Según informa el comunicado oficial del conjunto catalán, el atacante sufrió un esguince en su tobillo derecho. No dieron plazos de recuperación y, aunque no está confirmado, se cree que su presencia en el Mundial no corre peligro.