El lateral brasileño que milita en Sao Paulo, actuará en el Barcelona en la próxima temporada, luego de que ambos clubes llegaran a un acuerdo. La negociación fue toda una incógnita y causó sorpresa.

Tan rápida y veloz fue la negociación entre el club catalán y el elenco paulista, que la prensa mundial se encargó solamente de comunicar su fichaje cuando este ya estaba acordado. Grande ha sido la cautela del Barcelona para hacerse con los servicios de Douglas Pereira, el lateral derecho de 24 años edad, y que milita en el Sao Paulo.

Ambos clubes acordaron el arribo del defensor a las filas del club blaugrana a partir de la temporada próxima, en una cifra que rondaría los ocho millones de euros. Sin embargo el número podría ser más abultado si Dani Alves abandona la institución culé antes del verano de 2015, momento en que finaliza su vigente contrato.

Este movimiento del Barcelona para hacerse con el defensor brasileño ha llamado mucho la atención de todo el mundo futbolístico. Douglas no registra intervención alguna en la selección verdeamarela, siendo que tanto Alves como Maicon se encuentran por delante suyo, y en el peor momento de sus carreras.

Sin embargo, sus características llevan la marca brasileña: mucho desborde y proyección y poco compromiso con la marca. Se supo que el futbolista es representado por la empresa Traffic, la cual posee el 40% de sus derechos, siendo esta entidad la dueña de los derechos de los jóvenes Keirrison y Henrique, quienes fueron fichados por el Barça cuando Laporta se encontraba al frente del club, y que pasaron sin pena ni gloria por el club sin llegar a debutar en la Primera División.

Habrá que ver si esta movida de la dirigencia barcelonista da sus frutos, o si tienen razón aquellos que son críticos con el nivel del futbolista, quien es resistido en el club paulista. De ser acertada su llegada serán correspondidas las exigencias de aquellos que piden fichar talentos basándose en una abultada billetera sino detectando una apuesta a futuro.

Foto: Mundo Deportivo