La temporada en el fútbol de Alemania terminó de manera anticipada para Santiago Ascacíbar. El argentino recibió una dura sanción luego de ver la tarjeta roja en la derrota del Stuttgart por 1-0 ante el Bayer Leverkusen. El volante había tenido un duro cruce con Kai Havertz, que derivó en su expulsión. Escupitajo y escándalo incluidos.

“Me disculpé por mi comportamiento con el club. Por supuesto, mi disculpa también es a Kai Havertz. A pesar de que fui provocado antes, algo como esto no debe pasarme”, expresó el Rusito, que recibió seis partidos de sanción y no podrá estar en las cinco fechas restantes de la Bundesliga. El Stuttgart atraviesa una situación apremiante, en puestos de promoción y apenas a tres unidades del descenso directo.

“Santiago ha hecho muy buenas cosas para el club en el pasado. Es un modelo a seguir en términos de mentalidad y actitud, pero sobrepasó claramente la línea en esta situación. No toleraremos esto y castigaremos esta acción de manera interna”, aseguró Thomas Hitzlsperger, director deportivo del Stuttgart. Aunque aún no se dio a conocer la sanción que le aplicará la institución.