Cuando parecía que el futuro de Paulo Dybala estaría ligado a Tottenham, finalmente Juventus se bajó de la negociación y la Joya no jugará en la premier League, al menos por ahora.

Según aseguran desde el entorno del jugador, la dirigencia de la Juve decidió no vender al atacante cordobés por los números con los que inicialmente había pactado con los Spurs. La oferta era por 70 millones de euros.

Así las cosas, el cordobés seguirá en la Vecchia Signora, aunque aun hay chances de que deje el club, puesto que el mercado de pases en Europa cierra a fin de mes, al contrario de Inglaterra donde hay tiempo para contrataciones hasta este jueves.