La Premier League comenzó oficialmente al mismo tiempo que los clubes ya no pueden contratar más refuerzos, a diferencia de lo que sucede en el resto del continente. ¿Qué ocurre entonces? Mauricio Pochettino teme que algún jugador sea transferido y él no pueda trabajar en ningún recambio.

“No estoy de acuerdo en el cierre temprano del mercado en el momento en que creyeron que era lo mejor para los clubes pero Levy y mucha más gente ser han dado cuenta de que es un error tremendo que espero que se solucione la temporada que viene. Es un gran error cuando vas a competir en la Europa League o la Champions. Ahora esos equipos pueden crearnos problemas y no estaría contento como entrenador de que ciertos equipos pueden desestabilizar al mío”, explicó.

El Tottenham incorporó este mercado a Tanguy Ndombélé, Ryan Sessegnon, Giovani Lo Celso y Jack Clarke gastando, aproximadamente, 114 millones de euros. Acumula cuatro unidades sobre seis en juego, gracias al 3-1 ante Aston Villa y el entretenido empate 2-2 contra el Manchester City.