El defensor Gasan Magomedov, quien militaba en el Anzhi Makhachkala de la segunda división, fue asesinado de un disparo al quedar en medio de un tiroteo cuando regresaba a su hogar. Por el momento no hay detenidos.

El hecho ocurrió en la noche del sábado y en el pueblo Novokuli, en la región de Dagestán, contigua al Mar Caspio. Magomedov estaba al volante de su auto y en camino a su hogar cuando un disparo impactó en su cuerpo. Pese a ser trasladado al hospital más cercano, falleció cuando era transportado en ambulancia.

El joven, de 20 años de edad, y surgido de las divisiones inferiores del club ruso, era una promesa en la institución, la que supo ocupar los primeros planos del fútbol local años anteriores. “Era uno de los principales jugadores del equipo de la cantera”, explicó el club sobre Gasan Magomedov, quien disputó 16 partidos con el primer equipo en la actual temporada.

Todo ocurrió en la noche del sábado y su muerte fue confirmada bien entrado el domingo. El destino le jugó una mala pasada al defensor, ya que quedó en medio de un tiroteo. Aún, y ante la gran cantidad de dudas que envuelven su muerte no hay ningún detenido por el hecho.

Foto: Clarín