En una entrevista para la Revista World Soccer, Lionel Messi comentó cómo es la relación de sus dos hijos con el fútbol. Que a Mateo “le gusta mucho” y Thiago, del que en noviembre había dicho que después de una derrota, “no hablaba del tema”.

Pero ahora, las cosas cambiaron. El jugador de Barcelona aseguró que su nene de 6 años le cambió la mentalidad: “Entiende más de fútbol porque es mayor y habla de todo, está muy metido. Ya no es como antes. Siempre cuesta digerir derrotas y actuaciones malas, pero él me obliga ahora a comentar lo que ocurrió y explicar por qué no ganamos. Hablamos mucho más”, sentenció.

Y también, más de un palo le pegó al 5 veces ganador del Balón de Oro: “Sí, ya recibí un par de críticas! Sigue el Barcelona, la Liga y la Champions League. Lo sigue todo. Le gusta, hace preguntas y me da notas cuando las cosas no van tan bien”, agregó.